Eagle River, WI

Escuela Secundaria Northland Pines

La primera escuela secundaria pública en la nación en ser certificada con LEED® Oro demuestra la rentabilidad y los intercambios positivos de utilizar sabiamente los recursos.
Ir por el oro no era parte del plan durante las primeras etapas de la construcción de la Escuela Secundaria Northland Pines en Eagle River, Wisconsin. Pronto se hizo evidente, sin embargo, que convertirse en certificado LEED® Oro estaba fácilmente a su alcance con planes de diseño que ya incorporaban muchas características de sostenibilidad.

"El distrito escolar estaba interesado en un diseño práctico, y también en un diseño ambientalmente responsable," dice Mark Hanson, LEED AP y director de servicios sostenibles de Hoffman LLC en Appleton, Wisconsin, la empresa de diseño y construcción de Northland Pines.

Hanson dice que su compañía estaba "encantada" de que el distrito escolar decidiera buscar la certificación LEED formal al nivel de calificación Oro. Sin embargo, había una complicación. Como la decisión de buscar una calificación LEED Oro ocurrió ya avanzada la fase de diseño, la cuestión era: ¿Cómo extraer del presupuesto los costos adicionales necesarios para lograr una mayor calificación ya tan avanzados en el proceso? Cada dólar en el presupuesto de $29 millones ya había sido destinado a gastos específicos. En este punto, para la mayoría de los proyectos sería difícil reasignar el presupuesto para pagar la puesta en marcha adicional y los costos de certificación.

Una ventaja Integrada en LEED: Dos factores trabajaron en favor de Northland Pines. Uno de ellos, muchos componentes del edificio eran ya sostenibles. "Nuestra filosofía como empresa es que usted debe poder conseguir [al menos una] calificación LEED Plata a un costo convencional," dice Hanson. "Habíamos diseñado sostenibilidad en el proyecto. La decisión de ir por la certificación formal no alteró la construcción. Ya estábamos avanzando ahí."

Componentes sostenibles como las tuberías eficientes en consumo de agua ya eran parte del plan. Northland Pines instaló 22 Mingitorios Waterfree (Secos) de Sloan y más de 40 fluxómetros manuales UPPERCUT® de doble descarga Sloan, los cuales descargan el estándar de 1.6 galones de agua bajando la manija o medio galón menos levantándola. La señalización en las mamparas de los baños educa a los usuarios acerca de esta función de ahorro de agua. Los baños también utilizan llaves activadas por sensor Sloan Optima® a un eficiente índice de flujo de 0.5 galones por minuto en comparación con el máximo de 2.2 gpm.

En segundo lugar, la firma de diseño y construcción fomenta el concepto de intercambio de costos, lo cual compensa necesidades adicionales de fondos jalando costos del proyecto. Hanson dijo que, aunque no hay tanto campo de maniobra presupuestaria con las escuelas como puede haberlo con proyectos institucionales, de todos modos hay formas responsables de recortar costos evaluando el valor de opciones diferentes.

El equipo de diseño redujo el tamaño del enfriador especificado originalmente para la casa de campo de 49,570 pies cuadrados de la escuela, por ejemplo, cuando se dieron cuenta de que el único intercambio real sería que la temperatura podría variar hasta 2 a 3 grados en un día extremadamente caluroso. Ir con un enfriador que era cerca de 65 toneladas más ligero, pero a un nivel más alto en la próxima serie hacia abajo, planteó un riesgo aceptable en la fluctuación de la temperatura mientras que a la vez liberaba dinero para otros usos.

Sostenibilidad por el Bien de la Responsabilidad: A Northland Pines sin duda no se le ordenó que tomara las medidas de eficiencia que eligió hacer; estas decisiones simplemente tenían sentido. Las iniciativas para ahorrar agua son un buen ejemplo.

"Estamos sentados en el Medio Oeste superior en la Arabia Saudita de los recursos de agua", dice Hanson, refiriéndose ampliamente a los Grandes Lagos, los cuales contienen una quinta parte del agua superficial de todo el mundo.

Aun así, el ojo avizor de los planificadores sobre el consumo prudente del agua—tanto desde punto de vista fiscal como del ingenio—les llevó a instalar productos de plomería de eficientes en el consumo de agua y a sembrar jardines que no requieren de riego al aire libre. Hanson dijo que mientras para muchos proyectos, esas decisiones se reducen simplemente a "asuntos de dinero," el enfoque de eficiencia aquí también se alineó con los valores personales de comportamiento responsable y sentido común que los residentes locales aprecian. "En una comunidad rural de Wisconsin, que habla a la gente," dice.

El ahorro monetario de usar menos agua en comparación con una escuela de tamaño similar es muy saludable. ""Cuando usted realmente calcula su costo de comprar agua del municipio, es una apreciación anual de $15,000 por año. Pensamos que deberíamos podemos reducir eso en un 40% o mejor y ahorrar $7,000 al año."" En cualquier caso, dice Hanson, ""fue la acción más responsable.""

Al hacer eso, añade Hanson, "Estamos realizando un ahorro apreciable de agua". Además, ahora que Northland Pines ha demostrado que productos como los Mingitorios Waterfree (Secos) valen la pena, otras escuelas del área empiezan a hacer su propia parte de actualizaciones de plomería de bajo consumo, ampliando aún más el alcance del comportamiento responsable.

Cuando usted realmente calcula su costo de adquirir agua del municipio, es una apreciación anual de $15,000. Pensamos que debemos ser capaces de reducir eso en 40% o más y ahorrar $7,000 por año.

Mark Hanson

Profesional Acreditado de LEED y Director de Servicios Sostenibles de Hoffman LLC