Susanville, California

Prisiones de Corcoran / High Desert

California, que sufre de escasez de agua continuamente, ha establecido numerosas regulaciones para frenar el uso del agua y sanciones para quienes no las acaten. Así que es irónico que dos de las instalaciones penitenciarias del estado, que estaban bajo presión por su consumo exorbitante de agua, sean ahora modelos de eficiencia institucional en el consumo de agua.
Estas dos prisiones de California, la Prisión Estatal de California-Corcoran en Corcoran y la Prisión Estatal de High Desert en Susanville, tienen dos instalaciones institucionales en el mismo sitio que comparten una planta de tratamiento de agua. A diferencia de un desarrollo residencial típico, donde el crecimiento de la población va consumiendo los recursos locales de manera lenta pero constantemente creciente, la apertura de una prisión con sus miles de ocupantes puede compararse a una pequeña ciudad que se erige prácticamente de la noche a la mañana. Una nueva prisión ejerce una demanda fuerte e inmediata de recursos, incluyendo los suministros de agua y servicios de aguas residuales.

Para conservar el agua y reducir los costos de agua y aguas residuales, ambas prisiones han instalado el sistema de Tecnologías de Agua Programada (PWT) de Sloan. Los productos de PWT incluyen dispositivos de control computarizados que permiten a plomeros o administradores abrir o cortar el agua a cualquier combinación de inodoros, lavabos o regaderas y programar límites preestablecidos para el uso de accesorios de plomería.

El consumo de agua se redujo drásticamente.

Dena Schweizer

Supervisor de Taller de Servicios