Cómo Trabaja el Agua en Rascacielos

El Burj Khalifa es una maravilla de la ingeniería moderna y un edificio generalmente enorme. Tan enorme, de hecho, el Burj Khalifa se eleva treinta y cinco pisos más alto que el segundo edificio más alto del mundo, la Torre de Shanghai. Naturalmente, cuando los límites se empujan en cualquier dirección, se empujan en todas direcciones -como los ingenieros se propusieron alcanzar nuevas alturas con esta construcción, también tuvieron que encontrar soluciones novedosas para muchos de los sistemas, incluyendo la plomería.

Sloan está orgulloso de suministrar nuestros productos y sistemas eficientes en consumo de agua  al Burj Khalifa. En honor de esta aportación, nos gustaría dar a los lectores una perspectiva de cómo el agua se maneja en esta estructura gigante.

Primero, un poco acerca de escalas: Burj Khalifa se asienta sobre una cimentación masiva de más de 58,900 yardas cúbicas de concreto, incluyendo 192 pilotes que se introducen más de 164 pies en el terreno base del edificio en Dubai, Emiratos Árabes Unidos. La propia estructura sobre el suelo es de 431,600 yardas cúbicas de concreto y 39,000 toneladas de barras de acero. No es de extrañar que haya requerido más de veintidós millones de horas-hombre para ensamblar todo este material (y puede estar seguro de tomó más que unos pocos hombres para hacer ese trabajo).

Si se propone construir el edificio más alto en la Tierra, legítimamente querrá poner mucha de gente en él. Quizás más que nada, la gente necesita agua. Mucha agua. La oferta promedio diaria de agua, bombeada a través de 62 millas de tuberías, casi llega a un cuarto de millón de galones. Y esto es utilizando un sistema de agua que es de vanguardia y enfocado en perseguir los más altos estándares de eficiencia en consumo de agua para estructuras de esta escala.

El Burj Khalifa cuenta con 132 millas adicionales de tubería para su sistema de emergencia contra incendios y 21 millas de tuberías de agua fría para soportar el sistema de aire acondicionado. Con una temperatura promedio alta de 106° F durante los largos veranos de Dubai, estos sistemas de tuberías están bajo una presión considerable para desempeñarse para los inquilinos y visitantes del edificio. Para desempeñarse como lo hacen, estos sistemas producen hasta 15 millones de galones de agua de condensación al año.

Teniendo en cuenta que la gravedad es una de las más implacables fuerzas conocidas por el hombre, la tarea de bombeo de agua hacia el cielo a través de la Burj Khalifa es formidable. Los ingenieros sabían que tener una bomba de agua gigante para hacer todo el trabajo era peligroso, teniendo en cuenta la presión que tendría que generar. Así que crearon un sistema que bombea agua a una serie de tanques a diferentes niveles por todo el edificio. Estos tanques se encuentran alojados en siete pisos mecánicos de dos plantas, escalonados a lo largo de la estructura. Los pisos también alojan subestaciones eléctricas y unidades de manejo de aire.

El Burj Khalifa, además de ser el edificio más alto del mundo, tiene otros seis Récords Mundiales. Aunque ninguno está relacionado con el agua, pensamos que el sistema de administración de agua del edificio no es menos sorprendente y nos sentimos orgullosos de ser parte del mismo.